13.08.2014
  • La sociedad se va despojando de prejuicios como "alquilar es tirar el dinero" o "el casero puede echarme de su casa cuando quiera";
  • La gran oferta disponible pone en bandeja todo tipo de product;
  • El alquiler en España es más rentable para economías familiares y se logra mantener nivel de vida adaptado a las posibilidades de cada uno.
El alquiler en España

El alquiler en España ha dejado de ser una palabra tabú en España en los últimos años. Este régimen no ha parado de ganar inquilinos desde la explosión de la burbuja inmobiliaria y actualmente, según los expertos, está presente en más del 20% del parque residencial. Tradicionalmente, el arrendamiento en España ha chocado con múltiples prejuicios, complejos y miedos de los que hoy comienza a desprenderse si se compara con la compra de vivienda con hipoteca.

La compañía Alquiler Seguro ha presenciado en primera persona cómo la potencial demanda de viviendas en este régimen se ha ido despojando de prejuicios tales como "alquilar es tirar el dinero", "el casero puede echarme cuando quiera", "el piso alquilado no es mi casa y el comprado sí" y "no voy a encontrar una vivienda en arrendamiento en España que se adapte a mis necesidades".

David Caraballo, director comercial de Alquiler Seguro, desmonta estos miedos, al tiempo que cree que una parte de los ciudadanos también lo ha hecho. ¿"Alquilar es tirar el dinero"? En su opinión, "con lo que se paga por un piso en propiedad (todos los gastos relacionados con la hipoteca, impuestos, seguros, etc.) se puede vivir tres vidas en alquiler". "Según cálculos económicos", prosigue, "el alquiler resulta más rentable para las economías familiares e incluso se evita el apalancamiento económico que supone una hipoteca".

En este sentido, el experto indica que "con el alquiler se consigue mantener un nivel de vida adaptado a la economía de cada uno y se evita el lastre de una hipoteca, de cuyos beneficios sólo podrín disfrutar los hijos"..

En cuanto al temor a que el casero invite a irse al inquilino unilateralmente, Caraballo piensa que esta circunstancia es cada día más improbable. "Hoy en día gran parte del parque residencial destinado al arrendamiento tendrá esta función durante toda su vida útil, por lo que el miedo a que el arrendatario tenga que dejar la vivienda porque el propietario la necesite se ha diluido de manera importante", señala.

Otro de los recelos hacia el alquiler era la escasa oferta, que en muchas ocasiones hacía imposible encontrar a los interesados los inmuebles que necesitaban. Ahora, tanto particulares como promotores y profesionales han hallado en este régimen la mejor vía para explotar sus inmuebles, cuyo precio de venta se ha desplomado. "Hace años en España la oferta de compraventa era prácticamente la única y la oferta de alquileres era mínima, por lo que las expectativas de los potenciales inquilinos no se cumplían. Hoy el incremento de este mercado hace posible dar con viviendas en arrendamiento que se adaptan a todas las necesidades y gustos".

Por último, el gran prejuicio hacia el alquiler de que "se paga por algo que nunca va a ser tuyo" también, según Caraballo, está perdiendo adeptos.

Reconoce que, normalmente, el inquilino siempre carga con el lastre de la insatisfacción del sentimiento de propiedad porque es una idea que se ha transmitido de generación en generación, aunque esto también ha cambiado.

"Antes, tener un alquiler era como tener una hipoteca, pero tras el estallido de la burbuja las cosas han cambiado. Los costes son mucho menores, proporcionales al uso, si se vive en alquiler", argumenta. Caraballo no menciona, en este punto, un hecho que ha calado en la sociedad: una casa hipotecada no es sólo del hipotecado, sino también del banco.

Quizá por la superación en parte de los temores, Caraballo percibe que "en Espa?ña se empieza a ver un cambio en el paradigma tradicional respecto al alquiler, aunque este régimen aún no está afianzado como en otros países de la Unión Europea".

De este modo, no duda en utilizar en contraposición al recelo ante el alquiler la siguiente reflexión (casi eslogan) en favor del arrendamiento: "compro donde puedo y vivo (en alquiler) donde quiero". Sensación e idea que también está calando en la sociedad revirtiendo, según el director de Alquiler Seguro, "el paradigma de la compra que nuestros abuelos nos metieron en la cabeza".

elmundo.es

 +34(656)19-68-80 Natalia +7(903)327-60-59 Valeria Enviar email info@spain-style.ru, spain.style.ru@gmail.com y nos ponemos en contacto con Ud. lo mas pronto posible